TOXINA BOTULÍNICA: CARA PERFECTA

La toxina botulínica, es un tratamiento médico y estético ideal tanto para eliminar arrugas en frente, entrecejo y patas de gallo, como para prevenir su aparición, y mejorar el aspecto de la cara de forma natural y sin cirugía. En Clínica Openderma Murcia los mejores dermatólogos y médicos estéticos realizan este tratamiento con la máxima precisión para obtener los resultados más naturales y duraderos, con un seguimiento estrecho y personalizado de cada paciente.

PROBLEMA: arrugas; aspecto cansada, triste, enfadada

Con el paso de los años, los movimientos repetidos de músculos de la mímica facial ocasionan arrugas y surcos, que nos dan un aspecto más viejo, cansado, triste o enfadado, y la piel se vuelve menos luminosa, más apagada.

SOLUCIÓN: toxina botulínica

La toxina botulínica es un tratamiento estrella antiaging para el rejuvenecimiento facial sin cirugía. Se infiltra en la piel y algunos músculos faciales, a muy pequeñas dosis. Así conseguimos relajar, de forma reversible, parte de la musculatura facial responsable de las arrugas de expresión.

Los resultados se empiezan a notar a partir del tercer día. Se eliminan arrugas de forma progresiva y se obtiene una expresión más joven, natural y descansada.

Para obtener resultados mantenidos en el tiempo y prevenir la aparición de nuevas arrugas faciales, la segunda sesión se puede hacer a los 4 meses. Luego se recomienda realizarlo aproximadamente cada 5 ó 6 meses. La duración de los efectos depende del tipo de toxina empleada, de su dosis y de la técnica de inyección. También depende de si la paciente gesticula mucho o poco y de si es fumadora o no, entre otras cosas.

La toxina botulínica no es un material de relleno. El ácido hialurónico puede ser útil para mejorar los resultados obtenidos con toxina, y que su duración sea mayor.

No existe una edad definida para iniciar el tratamiento con toxina; depende de cada caso individual y de su forma de gesticular y tipo de piel. Los resultados son más espectaculares cuando se inyecta a partir de los 30 años de edad.

VENTAJAS:  rejuvenecimiento natural sin cirugía

El tratamiento con toxina botulínica tiene un efecto flash: mejora nuestro aspecto en pocos días: piel más luminosa, cara más relajada y descansada. En resumen, conseguimos una imagen más joven y fresca. Es un tratamiento seguro e inocuo que no requiere pruebas de alergia previas, ni se acumula con los años. El tratamiento se realiza en la consulta de forma ambulatoria y no requiere anestesia. Muy rara vez, puede aparecer un mínimo hematoma, fácil de maquillar. Por tanto, no se altera la vida social o laboral.

Start typing and press Enter to search